La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en coordinación con la Secretaría de Salud, pone a disposición de los centros de trabajo esta Guía para que adopten medidas que colaboren en la prevención y atención del coronavirus. Encontrarán material de difusión; una clasificación de riesgos de los trabajadores por ocupación o condición de vulnerabilidad; así como una serie de recomendaciones prácticas para la planeación, capacitación, prevención, protección y monitoreo en los centros de trabajo ante la epidemia de COVID-19.

El marco establecido por la Ley Federal del Trabajo prevalece ante la epidemia, por lo que no se han suspendido las relaciones de trabajo y por lo tanto, quedan a salvo los derechos y obligaciones de empleadores y trabajadores, incluyendo los relacionados con medidas preventivas en materia de salud en el trabajo.

El artículo 132, fracción XVI de la Ley Federal del Trabajo nos indica que es obligación de los patrones que las instalaciones de los centros de trabajo cuenten con condiciones en materia de seguridad, salud y medio ambiente en el trabajo, a efecto de prevenir accidentes y enfermedades laborales. De la misma forma, el artículo 134 de la misma Ley, establece las obligaciones de las personas trabajadoras en materia de seguridad y salud.

 Asimismo, de conformidad con lo en los artículos 147 y 148 de la Ley General de Salud, los particulares están obligados a colaborar con las autoridades sanitarias en la lucha contra enfermedades epidémicas, por lo que la Secretaría de Salud puede auxiliarse de todos los servicios médicos existentes en el país en la lucha contra las epidemias, incluyendo los servicios preventivos de seguridad y salud en el trabajo.

 La guía se basa en siete principios rectores para la toma de decisiones y la implementación de los planes de emergencia en los centros de trabajo, los cuales son: participación, transparencia, respeto, no discriminación, comunicación y cooperación, continuidad y comprensión.

De la misma forma, la guia nos explica las estratégias generales de control para contener la diseminación del COVID-19 en los centros de trabajo, como lo son; promoción de la salud, sana distancia, filtro de ingreso, resguardo domiciliario corresponsable, y aislamiento.

Muchos centros de trabajo deberán suspender sus actividades durante la Jornada Nacional de Sana Distancia, y sólo los sectores fundamentales continuarán laborando, tomando en cuenta las instrucciones de la autoridad sanitaria y las directrices incluidas en esta guía.

La guía nos muestra el plan de atención en los centros de trabajo en caso de seguir laborando, los cuales son planeación, información y capacitación, medidas de prevención, medidas de protección, políticas temporales y vigilancia, así como supervisión; las cuales se explican a fondo dentro de la guia.

Quedamos a sus órdenes por cualquier duda o consulta con relación al presente.