DERECHO LABORAL

De conformidad con lo establecido por el art铆culo 848 de la Ley Federal del Trabajo, las resoluciones de las Juntas de Conciliaci贸n y Arbitraje no admiten ning煤n recurso, y 茅stas no pueden revocar sus decisiones. Sin embargo,聽 de conformidad con el art铆culo 686 de la Ley Federal del Trabajo, en su segundo聽 p谩rrafo, existe una excepci贸n que permite que la propias Juntas puedan realizar modificaciones a sus resoluciones:

Las Juntas ordenar谩n que se corrija cualquier irregularidad u omisi贸n que notaren en la sustanciaci贸n del proceso, para el efecto de regularizar el procedimiento, sin que ello implique que puedan revocar sus propias resoluciones, seg煤n lo dispone el art铆culo 848 de la presente Ley.

Con lo anterior podemos concluir, que las juntas pueden realizar correcciones de mero tr谩mite a sus propios acuerdos, m谩s no revocaci贸n de fondo de sus resoluciones. A estas correcciones doctrinariamente le han llamado 鈥渞emedios procesales鈥, siendo el procesalista espa帽ol Manuel de la Plaza quien se帽ala que 茅stos son los que se resuelven por la misma autoridad jurisdiccional que conoce o conoci贸 del proceso, cuando se producen determinadas anomal铆as procesales.

Al respecto el siguiente criterio jurisprudencial nos se帽ala:

Registro No. 201508 Localizaci贸n: Novena 脡poca Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federaci贸n y su Gaceta IV, Septiembre de 1996 P谩gina: 710 Tesis: XXI.2o.8 L Tesis Aislada Materia(s): laboral REGULARIZACION DEL PROCEDIMIENTO EN MATERIA LABORAL. ACUERDOS DE MERO TR脕MITE. SON LOS UNICOS QUE PUEDEN REVOCAR LAS JUNTAS. De acuerdo con lo establecido en el art铆culo 848 de la Ley Federal del Trabajo, las Juntas no pueden revocar sus propias determinaciones. La excepci贸n a esa disposici贸n, encuadra respecto a los acuerdos de mero tr谩mite, que son aquellos que no deciden una determinada situaci贸n procesal de las partes en el juicio laboral. Debe reputarse que a ellos son a los que se refiere el legislador en el segundo p谩rrafo del art铆culo 686 de la Ley Federal del Trabajo, que espec铆ficamente se帽ala que las Juntas est谩n facultadas para revocar sus propias determinaciones, cuando adviertan, en la substanciaci贸n del procedimiento, una irregularidad u omisi贸n que se pueda corregir, revocando la resoluci贸n anteriormente emitida. No puede considerarse de mero tr谩mite, y por tanto revocarse, el acuerdo que ordena notificar la demanda laboral a los terceros interesados, quienes son se帽alados como verdaderos patrones. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO. Amparo en revisi贸n 279/96. Paula Arredondo L贸pez. 28 de agosto de 1996. Unanimidad de votos. Ponente: Martiniano Bautista Espinosa. Secretaria: Beatriz Adame Mu帽oz.

Por lo anterior podemos concluir que los elementos de procedencia de la regularizaci贸n en materia laboral son:

-聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Que lo realice la misma autoridad que determin贸 la resoluci贸n (Junta de Conciliaci贸n y Arbitraje)

-聽聽聽聽聽聽聽聽聽 Que no verse sobre puntos de controversia del juicio (Litis), sino 煤nicamente respecto de meros acuerdos de tr谩mite

El esp铆ritu de la regularizaci贸n consiste en permitir que las mismas Juntas de Conciliaci贸n y Arbitraje, puedan modificar sus resoluciones 煤nicamente respecto de puntos de mero tr谩mite, pues de no ser as铆, se entorpecer铆a el procedimiento al ser combatidas inconsistencias en las resoluciones聽 ante v铆a y autoridad diversa.