En el 2012 entró en vigor la Ley Magnitsky en Estados Unidos, la cual lleva el nombre del abogado ruso Sergei Magnitsky, quien fue encarcelado y muerto en una prisión de Moscú en 2009 tras investigar un supuesto fraude fiscal perpetrado por el Gobierno ruso. El Congreso estadounidense aprobó dicha ley para castigar a ciudadanos rusos que supuestamente estuvieron relacionados con la detención, maltrato y muerte del abogado o que encubrieron a quienes cometieron estos crímenes y además, pretende sancionar a los responsables de graves violaciones de derechos humanos que se cometan en contra de quienes traten de sacar a la luz actividades ilegales de funcionarios rusos o defender las libertades y los derechos humanos en ese país.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, quién se encarga de administrar y hacer cumplir las sanciones económicas y comerciales sobre la base de la política exterior contra terroristas, narcotraficantes internacionales y otras amenazas a la seguridad nacional, la política exterior o la economía de los EEUU, empezará a aplicar una lista complementaria a la Ley Magnistky, dicha lista contendrá los nombres de personas tanto físicas como morales, vinculadas a delitos de delincuencia organizada (tráfico ilícito de drogas, terrorismo, corrupción, fraudes).

A partir de cada nombre en dicha lista se realizará una investigación para determinar si la persona es socio, administrador o accionista de alguna compañía, si tiene alguna cuenta bancaria, que empresas le han transferido fondos, etc., las consecuencias de estar en la citada lista serán, entre otras: serán considerados clientes de alto riesgo, se someterán a rastreos de fondos que terminarán por limitar su movilidad financiera internacional, ser foco rojo en aduanas, aeropuertos y puertos internacionales, prohibición de visados para viajar a Estados Unidos, congelación de los activos que puedan tener bajo la jurisdicción estadounidense, además de no poder tener propiedad en este Estados Unidos.

En este contexto, la Oficina de Control de Activos Extranjeros ("OFAC") en Washington D.C. anunció que entre el 11 y el 31 de diciembre de 2017 se publicará el nombre de las personas a las que se les aplicará el Magnitsky Act.

Entre ellas se encuentran varios Latinoamericanas. En este sentido, es claro que los Estados Unidos comenzarán a aplicar el Magnitsky Act en el mes de diciembre a personas y entidades sospechosas de llevar a cabo actividades relacionadas con la corrupción que, incluso, no se encuentran en su jurisdicción.

Quedamos a sus órdenes para cualquier comentario o aclaración a la presente,