El día 24 de enero de 2018, se publicó en el DOF el DECRETO por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Sociedades Mercantiles, en sus Capítulos “X de la disolución de las sociedades” y “XI  de la liquidación de las sociedades”, de lo cual se puede resaltar lo siguiente:

Respecto a la disolución de las empresas ya sea por término voluntad de las partes o resolución judicial, lo que se pretende en modificar los procesos administrativos, logrando sea más eficaces o completos.

El procedimiento de disolución y liquidación se realizará a grandes rasgos conforme a los siguientes puntos:

I. La totalidad de los socios o accionistas acordarán mediante asamblea la disolución y liquidación de la sociedad, declarando bajo protesta de decir verdad, que se ubican y cumplen con las condiciones establecidas en la Ley.

II. Una vez publicado el acuerdo, la Secretaría de Economía verificará que el acta de disolución y liquidación de la sociedad cumpla con los requisitos y, de ser procedente, lo enviará electrónicamente para su inscripción en el Registro Público de Comercio.

III. Los socios o accionistas entregarán al liquidador todos los bienes, libros y documentos de la sociedad a más tardar dentro de los 15 días hábiles siguientes a la fecha de la asamblea de la disolución y liquidación.

IV. El liquidador llevará a cabo la distribución del remanente del haber social entre los socios o accionistas de forma proporcional a sus aportaciones, en un plazo que no excederá los 45 días hábiles siguientes a la fecha de la asamblea.

V. Los socios o accionistas entregarán al liquidador los títulos de las acciones a más tardar dentro de los 15 días hábiles siguientes a la fecha de la asamblea.

VI. Una vez liquidada la sociedad, el liquidador publicará el balance final de la sociedad en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía.

VII. La Secretaría de Economía realizará la inscripción de la cancelación del folio de la sociedad en el Registro Público de Comercio y notificará a la autoridad fiscal correspondiente.

Lo anterior siempre y cuando la sociedad:

I.  Esté conformada exclusivamente por socios o accionistas que sean personas físicas.

II. No tenga fines ilícitos.

III. Hubiere publicado en el sistema electrónico establecido por la Secretaría de Economía, el aviso de inscripción en el libro especial de los socios o registro de acciones de registro con la estructura accionaria vigente por lo menos 15 días hábiles previos a la fecha de la asamblea mediante la cual se acuerde la disolución.

IV. No se encuentre realizando operaciones, ni haya emitido facturas electrónicas durante los últimos dos años.

V. Esté al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, laborales y de seguridad social.

VI. No posea obligaciones pecuniarias con terceros.

VII. Sus representantes legales no se encuentren sujetos a un procedimiento penal por la posible comisión de delitos fiscales o patrimoniales.

VIII. No se encuentre en concurso mercantil, y

IX. No sea una entidad integrante del sistema financiero, en términos de la legislación especial aplicable.

Para mayor información se adjunta el link respectivo: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5511250&fecha=24/01/2018

Quedamos a sus órdenes para cualquier comentario o aclaración a la presente