Les compartimos que en el mes de enero de 2020 se publicó en el Semanario Judicial de la Federación la Jurisprudencia P./J. 15/2019 (10a.) del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el que esta firma Ibáñez Parkman abogados tuvo participación en su génesis, en virtud de que el criterio citado provino de una Contradicción de Tesis entre las sustentadas por Tribunales Colegiados de distinto Circuito. Uno de los criterios contendientes se originó a partir de un juicio de amparo promovido por esta firma.

 

En el trámite biinstancial de amparo indirecto, fallado por uno de los Tribunales Colegiados, esta firma sostuvo que se actualizaba excepción al principio de definitividad, pues el quejoso tenía la facultad de ampliar la demanda de amparo en contra de la respuesta a una petición del quejoso, efectuada por una autoridad, respecto de la cual tuvo conocimiento una vez incoado el juicio de amparo, pues existía jurisprudencia del Alto Tribunal que así lo establecía.

 

El Tribunal Colegiado emitió fallo desestimando tal argumento, considerando que el quejoso podía ampliar la demanda, presentar una nueva, o bien, impugnarla mediante un recurso ordinario y soportar las cargas de tal decisión, lo cual no era impedimento para analizar, en la sentencia, la procedencia del juicio de amparo.

 

En diverso caso y Tribunal Colegiado, en caso similar, se concluyó la admisión de la ampliación de la demanda contra la respuesta de autoridad, considerando un contrasentido que, tras haberse admitido a trámite, la sentencia determinara la inejercitabilidad de la acción por no agotar previamente el recurso ordinario, siendo denegatorio de justicia.

 

Así pues, por denuncia de contradicción de tesis, el asunto llegó al Máximo Tribunal del País, en el que se analizaron las posturas de los Tribunales Colegiados y la Corte estableció, en sesión de Pleno, el criterio que deberá prevalecer se encuentra en armonía con lo argumentado por esta firma ante el órgano colegiado.

 

El Pleno de la máxima autoridad judicial del país concluyó contundentemente que, si se promueve un juicio de amparo originalmente por violación al derecho de petición y la autoridad responsable emite respuesta durante su trámite y el quejoso opta por ampliar su demanda, es innecesario agotar el principio de definitividad respecto de dicha respuesta, pues válidamente se pueden controvertir las violaciones a derechos humanos que el quejoso considere le causa el nuevo acto, las cuales deben analizarse como integrantes de la litis constitucional bajo los principios de concentración y economía procesal, previstos en el artículo 17 de la Constitución Federal, de ahí que obligar a que se agote el principio de definitividad redundaría en un retardo injustificado en la impartición de justicia, porque el juzgador federal ya cuenta con los elementos necesarios para verificar la regularidad constitucional del nuevo acto reclamado, sin que ello sea impedimento para que el Juzgador de amparo analice diversa causal de sobreseimiento. Puede consultarse en: https://sjf.scjn.gob.mx/sjfsist/paginas/DetalleGeneralV2.aspx?id=2021401&Clase=DetalleTesisBL

 

De conformidad con la Ley de Amparo, el contenido de los temas jurídicos resueltos en una contradicción de tesis no puede modificar en forma alguna los asuntos concretos en los que se originaron las tesis contradictorias, es decir, las decisiones adoptadas en los casos particulares por los Tribunales Colegiados permanecen inalteradas.

 

Sin embargo, a partir de la publicación del criterio que debe prevalecer emitido por el Alto Tribunal, tiene observancia obligatoria para todas las autoridades judiciales del país.